Abre los ojos

Nos pasamos la mayor parte del tiempo en la queja, criticando, poniendo excusas para no hacer, para no sentir, para no avanzar, para no contribuir, para no crecer, para no SER.


¿Has pensado alguna vez que todo lo que hoy tienes (y no me refiero a lo material porque eso es lo de menos), mañana puede haberse ido?


Mi madre me contó en alguna ocasión que, poco antes de cumplir yo los dos 2 años de vida, estuve a punto de perder la vista por una conjuntivitis bacteriana que se había complicado. Vivíamos en una pequeña ciudad fronteriza, en Rumanía, a un kilómetro de Serbia, en plena dictadura comunista. Un médico especialista solamente se podía conseguir en Timisoara, a 40 km de nuestra ciudad. Pero aún si encontrabas el médico, nadie te garantizaba la medicina. Yo tuve suerte. Al especialista al que acudieron mis padres desesperados, le quedaba medio tubo del gel antibiótico que yo necesitaba. Medio tubo...


Hasta hace relativamente poco, esta historia estaba guardada en un rincón de mi inconsciente, pero durante una conversación sobre ceguera, tuve un flash y me acordé. Me di cuenta de lo cerca que estuve... Empezaron a llegar recuerdos. Y con los recuerdos también llegaron preguntas, muchas preguntas, pero hay una muy importante para mí: ¿cómo hubiese sido mi vida?

Ni siquiera me refiero a la oscuridad, la eterna acompañante, sino a la vida diaria y a las cosas más sencillas que una persona ciega necesita: una marquesina accesible para coger el bus, dentro del bus las paradas anunciadas por voz, una calle sin obstáculos (como, por ejemplo, una farola plantada en el medio de una acera ya de por sí estrecha) etc.

Llevo algo más de dos años en contacto con personas admirables y maravillosas que tienen algún tipo de discapacidad, sobre todo visual, y sus increíbles historias de superación me han abierto los ojos. Nada es casualidad. Necesitaba tomar conciencia, aprender, comprender, crecer.


He aquí cuatro personas con vidas extraordinarias, que, lejos de quejarse o de poner excusas, se han convertido en verdaderos modelos a seguir, personas inspiradas y a la vez inspiradoras. Verdaderas guerreras de luz siendo guías en la oscuridad de otros.


No te voy a pedir que te imagines cómo sería tu vida si perdieses uno de tus sentidos...o dos.

No te voy a preguntar qué harías.

Pero...

Quédate con sus nombres.

Quédate con sus historias.

Quédate con su ejemplo.

Quédate con su afán de superación.

Quédate con sus ganas de aprender, de crecer, de vivir.


Teresa Palahí - Secretaria General de la Fundación ONCE

Un gran modelo de superación y una verdadera guía para las personas que se encuentran en la compleja situación de pérdida de uno (o a veces varios) de los sentidos. Lleva casi 30 años trabajando por los derechos de las personas con discapacidad y sus familias. Teresa es una de las 25 mujeres más influyentes de España.

Link a la entrevista en la que está contando el camino hacia la superación tras el duro diagnostico recibido a la edad aproximada de 9 años.


Helen Keller & Anne Sullivan

Helen Keller, es una de las mujeres más destacadas de su época, un ejemplo de superación a pesar de su sordoceguera. Helen nació en Tuscumbia, Alabama, en 1880. A los 19 meses de edad se queda sorda y ciega tras sufrir, probablemente, meningitis. A los 6 años, entra en su vida Anne Sullivan.

Anne Sullivan, a su vez con graves problemas de visión, empieza a trabajar con Helen a la sugerencia de Alexander Graham Bell.

Helen, una niña prodigiosa, acompañada por su extraordinaria maestra, consigue aprender a leer en Braille, aprende francés, alemán, griego y latín. Además, se doctoró en Ciencias y en Filosofía y Letras. Cuando tenía 31 años de edad se había convertido en una de las personas más famosas e influyentes de Estados Unidos. Fuerte defensora de los derechos de las personas con discapacidad e impulsora de una fundación.

Link a uno de los vídeos en los que aparecen Helen Keller y Anne Sullivan. Anne explica cómo ha aprendido Helen a articular y después a hablar.


Gennet Corcuera

115 años después de Helen Keller, Gennet, española de origen etíope, es la primera persona sordociega que consigue una licenciatura universitaria en Europa, tras graduarse en Magisterio por la rama de Educación Especial. Su vida fuera de lo común ha sido llevada al cine por el director y productor Miguel Ángel Tobías y se estrenará el 5 de Abril en España. Gennet accedió a aparecer en la película y a interpretarse a sí misma en la edad adulta. “Me llamo Gennet” es un homenaje a Carmen Corcuera, la madre adoptiva de Gennet, y también tiene el propósito de dar a conocer la dura realidad de las personas sordociegas. Además recaudará fondos para la Asociación de Sordociegos de España. Os dejo una de las frases que Gennet le dijo a Miguel Ángel, el director de la película: Yo nunca me he fijado en lo que no puedo hacer, sino en lo que sí puedo hacer.”

Link al trailer de la película; las entradas las puedes conseguir aquí: mellamogennet.com



Y ahora tengo una pregunta:


¿Cuál es tu excusa?

...para seguir siendo alguien quien no quieres ser...

...para seguir estando donde no quieres estar...

...para seguir sin metas, sin objetivos, sin sueños, sin VISIÓN...

...para seguir en la inmovilidad...

...para seguir sin sentir, sin escuchar, sin ver, sin VIVIR...


Abre los ojos.

Disfruta de lo que tienes.

Agradece que lo tienes.

Utiliza y mejora tus capacidades.

Avanza.

Crece.

Contribuye.

VIVE


Posts Destacados
Posts Recientes
Buscar por categorías

Copyright © 2020 ​BBRZ Training

info@bbrztraining.com

Madrid, España

AVISO LEGAL BBRZ Training

Designed by DTF Transmedia 2020